El campesino y su carreta

Agregar leyenda
Gubidxa Guerrero

[Texto publicado en Enfoque Diario, el domingo 13/Abr/2014]

Los niños tienen la rara cualidad de ver el mundo maravillosamente. Lo que a ojos de un adulto es una simple puesta de sol, para un niño puede ser una conflagración de estrellas o el repentino cierre de un portal a otra dimensión.

Cuba y EE.UU. se dan la mano

Barack Obama y Raúl Castro durante los funerales de Nelson Mandela en diciembre de 2013
Gubidxa Guerrero

[Texto publicado en Enfoque Diario, el jueves 18/Dic/2014]

"No podemos seguir haciendo lo mismo por cinco décadas y esperar resultados distintos", dijo ayer, en cadena nacional, el Presidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama, al referirse al inicio de la normalización de las relaciones con la República de Cuba; la cuba de los hermanos Fidel y Raúl Castro, la Cuba de la Revolución de ‘los barbudos’, que a dos años de tomar el poder se volvió comunista.

Las Intrépidas y la guerra electoral

Gubidxa Guerrero

[Texto publicado en Enfoque Diario, el miércoles 19/Nov/2014]

La coronación de una reina en las famosas velas zapotecas se ha convertido en un acto político de primer orden. Desde hace cuando menos una década se escoge tanto a la reina como a quien habrá fungir de padrino o madrina de coronación.
Las velas más disputadas son aquellas que cuentan con mayor renombre y tradición. En primerísimo lugar están las festividades de abril-mayo, especialmente las que se realizan durante la última semana de mayo: la de San Vicente Ferrer Gola (Sur y Norte), las de San Isidro, la Vela Biaadxi, entre otras. 

Precisiones sobre la propiedad de Sierra Gorda 150 - Sra. Angélica Rivera de Peña

¿70 millones? En Juchitán, como en varios municipios de la región, eso es una bicoca. Si al alcalde de un pueblo "indígena" se le pierden 40 millones de pesos, si a un ex secretario de finanzas de uno de los estados más pobres del país se le desaparecen 800 millones, si a una sección magisterial combativa se le fugan 600 millones, ¿qué son 70 millones? Minucias. Ni Enrique Peña Nieto ni el grupo Atlacomulco se preocupan por una chingada casa, más allá del asunto mediático. Le creo a La Gaviota. La casa es de ella. La pregunta es, ¿de quién es Pemex?, ¿de quién las minas de oro?, ¿de quién las ganancias por la venta de droga? ¿Quiénes son los dueños de este país? Nada más no me digan que "de los mexicanos". Seamos serios.

Ver video:   

La debilidad del gobierno


Gubidxa Guerrero

[Texto publicado en Enfoque Diario, el martes 11/Nov/2014]

Nunca antes el gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto se había mostrado tan errático. Jamás las instituciones se habían visto tan impotentes ante actos de vandalismo abiertos y directos.

El Ejecutivo no sabe cómo reaccionar, sencillamente porque ni en sus peores previsiones se esperó una tragedia como la que ocurrió en el Estado de Guerrero.

México en la incertidumbre

Gubidxa Guerrero

[Texto publicado en Enfoque Diario, el lunes 10/Nov/2014]

Hace algunos años, le hablé a mi abuela (que desde lo alto me acompaña) de "revolución". Me contestó que ella nació cuando inició una (1910) y que de ella recordaba hambre y sus muertos: "Ésos nunca regresan y siempre les lloras. Hay que pelear nomas cuando se necesite, porque muchos sufren por sus muertos y luego el hambre se queda".

El laberinto de Peña Nieto

Gubidxa Guerrero

[Texto publicado en Enfoque Diario, el viernes 31/Oct/2014]

Todos los políticos se desconcertaron. Los gobernantes de todos los niveles no supieron reaccionar a tiempo, y de forma adecuada, ante los hechos de finales de septiembre en Iguala.
Los asesinatos masivos son cada vez más comunes. Hay, después de todo, más de veinte mil desaparecidos en todo México. Pero el impacto es mucho mayor cuando se trata de estudiantes.

Consulta inédita en Juchitán

Gubidxa Guerrero

[Texto publicado en Enfoque Diario, el martes 21/Oct/2014]

El año pasado cambiaron algunas cosas en la ciudad zapoteca más poblada: Juchitán. Una de sus agencias, Álvaro Obregón, detuvo el proyecto eólico de Mareña Renovables que pretendía instalar aerogeneradores en la Barra de Santa Teresa perteneciente al municipio de San Dionisio del Mar; asimismo se vivió un fuerte enfrentamiento en la Séptima Sección de Juchitán durante el mes de marzo, a raíz de un nuevo parque eólico en terrenos de la ciudad.

López Obrador en el centro del debate


Gubidxa Guerrero

[Texto publicado en Enfoque Diario, el miércoles 29/Oct/2014]

Torpes resultan las declaraciones de los adversarios políticos de Andrés Manuel López Obrador, dos veces candidato presidencial. Con un cinismo increíble, personajes de todas las corrientes ideológicas insinúan que el líder de Morena está relacionado con José Luis Abarca Velázquez y, por ende, con la desaparición de 43 normalistas.

A un mes de la masacre

Gubidxa Guerrero

[Texto publicado en Enfoque Diario, el martes 28/Oct/2014]

El viernes 26 de septiembre, pasadas las 8 de la noche, llegaron a la ciudad de Iguala, en la región norte del Estado de Guerrero, varios camiones con decenas de estudiantes provenientes de Tixtla, cercana a la capital.
Habían salido alrededor de las seis de la tarde de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, ubicada en la ex Hacienda de Ayotzinapa, habilitada como escuela formadora de maestros por el gobierno del General Lázaro Cárdenas del Río. 

¿Y los perredistas?

Los Abarca entre banderas del PRD
Gubidxa Guerrero

[Texto publicado en Enfoque Diario, el viernes 17/Oct/2014]

Dos verdades. La primera: no sólo el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, reaccionó tarde. Buena parte de la sociedad tardó en percatarse de la dimensión de los hechos. Fue hace casi tres semanas que mataron a seis personas (entre ellas 3 normalistas) y desaparecieron a 43 estudiantes de Ayotzinapa. El centralismo mexicano hizo de las suyas, como en otros momentos de duelo nacional. Puesto que no sucedió en la capital, el asunto se relegó.

La segunda verdad: el gobierno municipal que los mató ―Iguala de la Independencia― es perredista, el Estado donde sucedieron los lamentables hechos ―Guerrero― también es perredista. Los principales responsables materiales e intelectuales de la masacre se dicen de izquierda. Fueron apoyados en su momento por la estructura del partido que se fundó hace un cuarto de siglo, incluyendo Andrés Manuel López Obrador, que en 2012 no sólo pertenecía a dicho partido, sino que era su candidato presidencial.

Incendio en Chilpancingo: torpe vandalismo

Gubidxa Guerrero 
[Texto publicado en Enfoque Diario, el miércoles 15/Oct/2014]

Si esto no hubiese pasado antes, podríamos relacionarlo exclusivamente con la condenable matanza de normalistas perpetrada la noche del 26 al 27 de septiembre. Por desgracia, esto sucede muy seguido en el Estado de Guerrero: estudiantes y “luchadores sociales” destrozan, golpean, incendian, bloquean, amenazan... Sé que es políticamente incorrecto escribir al respecto. Es muy probable que muchos lectores se sientan tentados a justificar los hechos de violencia diciendo que son “consecuencia de”. La verdad la conocen los ciudadanos que desde hace años padecen el vandalismo disfrazado de protesta. 

Preguntas fundamentales de la matanza en Iguala

Gubidxa Guerrero 

[Texto publicado en Enfoque Diario, el jueves 09/Oct/2014]

Quien conozca los rumbos, sabe perfectamente que es mucho más sencillo ir de Tixtla a Chilpancingo (capital guerrerense, con un cuarto de millón de habitantes), a 10 minutos, que de Tixtla a Iguala (ciudad de menor importancia), a más de dos horas. 

No sería la primera, ni será la última vez, que jóvenes estudiantes sean utilizados como peones en un tablero de ajedrez al servicio de personajes obscuros pertenecientes a los principales partidos políticos. Eran puros chavos, en su mayoría de primer año. No hubo directriz del Comité Estudiantil de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, conocida sencillamente como Normal de Ayotzinapa, para trasladarse hasta Iguala a "botear" ni para secuestrar autobuses con miras a la marcha del 2 de octubre en el Distrito Federal. 

El viernes 26 de septiembre por la tarde-noche, María de los Ángeles Pineda Villa, esposa del narco-presidente municipal de Iguala (perredista, por cierto), rindió su informe de labores, evento que pretendía ser "reventado". Los mandaron a la boca del lobo. 

Quien conozca los rumbos, también sabe que del Río Balsas hacia el sur (donde quedan Chilpancingo y Tixtla) mandan unos; del Río Balsas con dirección al norte (donde queda Iguala) mandan otros. Me refiero a distintos grupos del crimen organizado. Acostumbran irse a dejar sus "recados" en el límite, por los terrenos de Xalitla y Mezcala. 

Matanza en Iguala 2

Gubidxa Guerrero 

[Texto publicado en Enfoque Diario, el lunes 06/Oct/2014]

El lunes de la semana pasada titulé mi entrega “Matanza en Iguala”. En el texto anunciaba el asesinato de seis personas en el municipio de Iguala, Guerrero.  
Un comando armado, apoyado aparentemente por policías municipales de Iguala, atacó varios autobuses. Previamente los normalistas habían secuestrado camiones Costa Line para regresar a su zona de origen, en los alrededores de Tixtla. 
Quizás alguien vio la oportunidad de disparar a los normalistas, con el argumento de que éstos violaban la ley. Lo cierto es que el ataque fue bárbaro e injustificado. 

De porros y caciques guerrerenses

Gubidxa Guerrero 

[Texto publicado en Enfoque Diario, el miércoles 01/Oct/2014]

Poco a poco se desenreda el nudo tras los hechos lamentables del pasado fin de semana en Iguala, Guerrero. Hace unos días escribí acerca de los tres principales sospechosos de la matanza: el gobierno, el empresariado o el crimen organizado. 
Ayer, el presidente municipal de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, sugirió que “alguien” pagó a los estudiantes normalistas de Ayotzinapa para boicotear el evento de su esposa, María de los Ángeles Pineda de Abarca, Presidenta del DIF local, quien el viernes 26 rindió su informe de actividades. Precisamente a la hora y en el lugar de este acto político-social llegaron los estudiantes que residen en Tixtla, Guerrero, distante casi tres horas de Iguala, de donde se derivaron los lamentables hechos.

Matanza en Iguala

Gubidxa Guerrero 

[Texto publicado en Enfoque Diario, el lunes 29/Sep/2014]

La noche del viernes y la madrugada del sábado fueron asesinadas seis personas en el municipio de Iguala, Guerrero, cuna de la bandera mexicana, lugar donde se firmó el Plan de Iguala entre Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero. 

Varias de las personas ultimadas estudiaban en la Normal de Ayotzinapa, famosa por los bloqueos que realizan sus alumnos en la Autopista del Sol, que comunica el Distrito Federal con el puerto de Acapulco.

Los nazis del siglo veintiuno

Ayelet Shaked, diputada de ultraderecha
Gubidxa Guerrero

[Texto publicado en Enfoque Diario, el miércoles 23/Jul/2014]

“Tienen que morir y sus casas tienen que ser demolidas. Son nuestros enemigos y nuestras manos deberían estar manchadas de su sangre. Esto se aplica igual a las madres de los terroristas fallecidos.

“Detrás de cada terrorista se encuentran decenas de hombres y mujeres sin los cuales no podría perpetrar atentados. Ahora todos son combatientes enemigos, y su sangre caerá sobre sus cabezas. Incluyo a las madres de los mártires, que les envían al infierno con flores y besos. Nada sería más justo que siguieran sus pasos […] Deberían desaparecer junto a sus hogares, donde han criado a estas serpientes. De lo contrario, criarán serpientes más pequeñas”.

Estas palabras son de una joven diputada israelí llamada Ayelet Shaked, perteneciente a la formación política de ultraderecha Hogar Judío. Ella acude regularmente a la Knesset (Congreso del Estado de Israel), desde donde defiende posturas que en cualquier país democrático serían tachadas de abiertamente racistas.

Entre lo que Shaked escribe y lo que hubiera escrito el más recalcitrante nazi alemán durante la Segunda Guerra Mundial hay apenas diferencia. Tal vez por ello estas palabras han indignado a muchas personas en todo el mundo, incluyendo a prominentes judíos, como Mira Bar Hillel, quien hace algunos días escribió en el diario inglés The Independent: 

“Esta parlamentaria me hizo pensar en Klara, la hermana de mi madre, y en sus tres niños pequeños, que vivían en Cracovia en 1939 cuando se produjo la invasión alemana. Los alemanes decidieron que los judíos ―todos los judíos― eran el enemigo y habían de ser eliminados, incluyendo a las mujeres y a las pequeñas serpientes que estaban criando.

“Yo sé lo que es haber sido víctima indefensa viviendo y muriendo bajo las botas de opresores racistas, y sé que los israelíes de hoy en día ya no son las víctimas sino los responsables de la crisis actual. Sí, Hamas son terribles asesinos llenos de odio, y ay de Israel si hubieran tenido los medios para llevar a cabo sus intenciones. Pero el hecho es que es Israel quien posee los tanques, los bombarderos, la artillería, las ojivas nucleares y los sistemas defensivos de misiles Goliat, mientras que los habitantes comunes de Gaza no tenían nada hace una semana y tienen aún menos hoy, después de que les hayan bombardeado incluso sus hospitales y escuelas.

“Y mientras que las bombas llueven sobre Gaza, a los adolescentes israelíes les ha dado por tuitear selfies con poca ropa junto con frases que expresan sus sentimientos políticos. En dos tuits ya eliminados uno de ellos escribió: ‘Que os maten a todos los árabes, pedazo de maricones’, mientras que otro proclamaba: ‘Árabes, ¡ojalá quedéis paralizados y muráis con gran sufrimiento!’. Otro adolescente simplemente tuiteó: ‘¡Muerte a estos putos árabes!’, y adjuntaba una autofoto en la que se les ve haciendo una mueca de desprecio.

“Viendo esos rostros angelicales vomitando semejante retórica genocida, cojo mi pasaporte israelí y una caja de cerillas: No en mi nombre, gente. ¡No en mi nombre!".

Leyendo todo lo anterior, ¿habrá quien todavía dude en cuestionar la inmoralidad de la masacre israelí en contra del pueblo palestino? 

El pecado de Palestina

Niño palestino de la Franja de Gaza, ultimado por los bombardeos israelíes

Gubidxa Guerrero 

[Texto publicado en Enfoque Diario, el miércoles 09/Jul/2014]

Mientras el mundo habla con admiración de la “masacre” alemana contra Brasil en el ámbito futbolístico, en Medio Oriente se perpetra una matanza real que está costando la vida a decenas de niños, mujeres y hombres palestinos.

En Brasil 2014 la selección anfitriona recibió  7 anotaciones en un partido vergonzoso. Pero más allá de la vergüenza nacional, ninguna vida está realmente en riesgo. Sólo murió la esperanza deportiva de un pueblo. En Palestina, en cambio, una sociedad pagará las consecuencias de la ocupación israelí.

¿Por qué vemos que las agencias noticiosas comparten imágenes terribles de niños asesinados por bombas “inteligentes”? Porque acaba de iniciar una operación por parte del Estado de Israel para derrotar a Hamas, que tiene su bastión en una pequeña franja mediterránea sobrepoblada.

¿A qué debemos esta nueva “guerra”, que es como definen los especialistas al ataque inmisericorde contra una entidad infinitamente inferior? Se dirá que por la escalada que se originó con el secuestro de tres jóvenes judíos ultraortodoxos israelíes en Cisjordania. Se podrá decir, también, que por el asesinado de un joven palestino, quemado vivo por muchachos israelíes. Lo cierto es que la verdadera causa es otra y es de carácter intrínsecamente político.

Hace algunas semanas Hamas y Al-Fatah, dos agrupaciones palestinas, lograron reconciliarse después de muchos años de ruptura que creó dos entidades en una: por un lado Gaza, controlado por Hamas; y por el otro Cisjordania, bajo dominio de Fatah. 

El gobierno israelí sabe que Palestina unida tiene más posibilidades de lograr vivir como país independiente y reconocido formalmente como Estado de pleno derecho. Por tanto, desde hace décadas ha mantenido una política de “divide y vencerás”, apoyando alternativamente a distintas facciones árabes. 

El guión, que los líderes palestinos habían respetado, cambió cuando las partes en conflicto hicieron un loable esfuerzo por dejar sus diferencias de lado. Eso no gustó a la potencia ocupante, que ha lanzado amenazas abiertas en contra del gobierno de unidad. 

Como Estados Unidos y Europa toleraron el entendimiento nacional palestino, Israel está recurriendo a su gastada estrategia: provocar un conflicto de envergadura con el más mínimo pretexto. Desea que la sociedad culpe a una de las facciones palestinas y que el divisionismo impere de nuevo.

Vienen días aciagos para el mundo. Veremos cómo en Tierra Santa se violan los más elementales derechos de un pueblo entero. 

La zozobra cotidiana en el Istmo

Gubidxa Guerrero 

[Texto publicado en Enfoque Diario, el lunes 07/Jul/2014]

El 30 de junio un ciudadano juchiteco hizo un llamado a las autoridades y a la opinión pública. Desde su cuenta de Facebook, el reconocido compositor Gustavo López denunció la situación en que se encuentra. Envió copia al gobernador de Oaxaca y a los diputados locales y federales de su Distrito. 

Los hechos que narra son, esencialmente, los siguientes:

El domingo 22 de junio le comunicaron que amaneció invadido un predio de su propiedad, de aproximadamente dos hectáreas, ubicado en la comunidad de Playa Vicente, Juchitán.

Al día siguiente se apersonó en el lugar para constatar los hechos. De manera respetuosa, pero firme, se dirigió a quienes se encontraban ilegalmente en la propiedad, para informarles que él es el legítimo propietario y los invitó a que dejaran de talar, porque en ese lugar hay cactus centenarios que durante años protegió. Les pidió que se retiraran. Ellos dijeron que obedecían órdenes de su líder, dirigente de uno de los tantos grupos de mototaxis que hay en Juchitán, pero de filiación priísta.

Gustavo López afirma: “Parte de ese predio estaba destinado para un desarrollo ecoturístico que atrajera beneficios para los pobladores de Playa Vicente y fuera una alternativa de esparcimiento y distracción para las familias juchitecas y de las poblaciones cercanas. Este proyecto lo veníamos madurando con los pobladores de Playa Vicente desde mediados del año 2013. Hace alrededor de dos meses le plantee la idea al presidente Saúl Vicente y coincidió con nosotros en la nobleza del proyecto: Yo donaría una hectárea, el ayuntamiento juchiteco gestionaría los recursos para llevar a cabo dicho proyecto y la comunidad de Playa Vicente administraría. El siguiente paso era elaborar a detalle el proyecto, formalizar la donación ante el cabildo juchiteco y buscar el mejor canal para la obtención de recursos económicos. En eso estábamos cuando se dio la invasión”.

El martes 24 el dueño de la propiedad tuvo una junta con los pobladores de Playa Vicente, ya que ellos le expresaron su preocupación de que los hubiera engañado y hubiese vendido, a espaldas de ellos, el terreno prometido, con lo cual se veían esfumados los esfuerzos por hacer algo de provecho para la comunidad. El señor López les dijo que no era así y que esas personas estaban allí sin su consentimiento. Ante esto le pidieron hacer pública la donación, lo cual hizo el día jueves 26, ante periodistas de diversos medios, en una asamblea con la comunidad de Playa Vicente. 

Aunque en Playa Vicente existen dos corrientes políticas contrarias, éstas decidieron dejar de lado sus diferencias y unirse por un propósito de bienestar y beneficio común para ellos y sus familias. El mismo día 26, en un afán de sensibilizar a los invasores, una comisión de la comunidad y el propietario, se presentó en forma pacífica a explicarles los planes de desarrollo y los beneficios que para la sociedad juchiteca significaría tener un lugar de esparcimiento al alcance de la mano y de sus bolsillos. Sin embargo, respondieron en forma agresiva. Para evitar confrontaciones se retiraron. Todo esto también con presencia de periodistas. 

Finalmente el día 30 de junio los pobladores de Playa Vicente desalojaron a los invasores y tomaron posesión del terreno que les fue donado, pues ellos quieren seguir con el proyecto comunitario de ecoturismo. Fue ante esta circunstancia, y con el fin de evitar confrontaciones, así como una escalada de violencia, que Gustavo López lanzó el llamado a las diferentes autoridades de gobierno para su intervención, y para que, en lugar de las amenazas y el terror, promuevan, mediante el diálogo y la negociación, una solución pacífica en beneficio de la paz social y el progreso de Playa Vicente y el municipio juchiteco. 

¿En manos de quién está la solución de este problema? Del gobernador, de los diputados y diputadas y del presidente municipal. Ellos que prometieron cuando eran candidatos mejorar las condiciones de gobernabilidad en el municipio, los distritos y el Estado. Estamos seguros que uniendo esfuerzos y voluntades podrán llegar a una solución pacífica de este conflicto que sólo enturbia más el de por sí enrarecido clima social de Juchitán.

La fotógrafa que juguetea con las sombras

Gubidxa Guerrero

[Texto publicado en Enfoque Diario, el sábado 05/Jul/2014]

Acostumbrados, como estamos, a mirar sin observar, dejamos pasar escenas cotidianas maravillosas. No hablo de la conjunción perfecta de paisaje, objeto y/o persona, que para una maestra de la fotografía puede ser innecesaria, sino del momento exacto en que una ráfaga de luz se presenta de improviso. 

Desde pequeños nos intiman a ver el mundo de manera prescrita. Nos hacen creer que allí donde logremos identificar lo que se encuentra frente a nuestros ojos, estaremos en lo correcto. Ver bien, nos dicen, es saber con exactitud lo que nos circunda. Y así nos despojan del don de mirar a contraluz. 

Por eso, cuando uno es niño, mira figuras increíbles en penumbra. El pequeño re-crea el mundo; ve más allá de donde llegan sus ojos, porque cuenta con una imaginación singular que los adultos se empeñan en erradicar. Una habilidad de leer la combinación de sombras y luminosidad. 

Claudia Daowz cuenta con la rara destreza predominante en los niños. Ella sabe ―porque así nos lo advierten sus fotografías― lo que se esconde detrás de un instante resplandeciente o de la aparente opacidad de cierta escena. Claudia juguetea con las sombras que simulan esconder detalles al espectador.  No las suprime, porque las ha convertido en sus aliadas.

Las culturas orientales, y algunos otros pueblos del mundo, conciben el universo dual. Para que haya belleza debe existir un equilibrio entre contrarios. La artista consiguió armonizar los instantes de luz que nos convocan.

Hace varias semanas escribí acerca de la fotografía istmeña. Me aventuré a decir que quizá estemos viendo el surgimiento de una escuela o estilo de los artistas de la lente oriundos de nuestra región. Mencioné como una influencia imprescindible a la maestra Claudia Daowz, originaria del puerto de Salina Cruz.

Todavía estamos a tiempo de apreciar su exposición fotográfica Instantes de Luz en el Centro Cultural Herón Ríos, que se encuentra en la Calle Yuxiguiee 36, Col. Rodrigo Carrasco, Cheguigo, en la ciudad de Juchitán. Son diez grandes fotografías en las que veremos ráfagas de emotividad en tres etapas, que van de la penumbra luminosa al resplandor nebuloso. La entrada es gratuita. El horario de servicio es de lunes a sábado de 9 de la mañana a 7 de la tarde. Últimos días.

Gobierno vs Mireles

Autodefensas al momento de su detención
Gubidxa Guerrero 

[Texto publicado en Enfoque Diario, el lunes 30/Jun/2014]

Regresé a casa, después de un largo viaje en autobús, y la primera noticia que leí trataba de la detención del médico José Manuel Mireles, líder moral de las autodefensas michoacanas. El gobierno salió más cabrón que bonito, como reza el dicho popular: detuvo a quien se atrevió, junto con miles más, a poner un alto al crimen organizado en su región, mientras hace como que persigue a la Tuta y compañía. El mundo al revés: Mireles preso, la Tuta libre.

La detención de Mireles (y varias decenas de sus lugartenientes) es un paso delicado en la estrategia federal por retomar el control de Michoacán. Sin duda, que la autorización para su aprehensión vino directamente de Los Pinos, porque un personaje de su estatura debe tratarse con pinzas.

Pero más allá de que a muchos nos parezca injusta esta detención, cabe preguntarse qué motivó al gobierno a tomar tal determinación. Primeramente, el doctor gozaba de amplísima popularidad a lo largo y ancho del país; pero esa simpatía no la compartía con las autoridades federales, sino que, por el contrario, Mireles era bastante crítico con los tres niveles de gobierno.

En el afán de doblegar a las policías comunitarias, el gobierno optó por institucionalizarlas. Ofreció sueldos y un reconocimiento oficial para que las autodefensas siguieran controlando sus regiones, a cambio de que éstas reconocieran la supremacía federal. Y casi todos aceptaron. 

Entre quienes se negaron a participar en tal acuerdo ―pues equivalía a su desarticulación―, estaba José Manuel Mireles. Él denunció el afán gobiernista por hacerse con el control del pueblo armado. Además, impulsó un movimiento nacional que pretendía adquirir protagonismo en temas sensibles como inmigración, corrupción y otros asuntos centrales en la agenda política nacional. Eso le salió caro.
Para colmo, a miles de ciudadanos michoacanos les pareció necesario seguir combatiendo a los Templarios, y retomaron las armas para aproximarse al importante puerto de Lázaro Cárdenas. Un pueblo nuevamente en armas era un desafío que el gobierno no podía seguir tolerando… 

Enrique Peña Nieto buscó el momento propicio para dar el golpe: justo antes del partido México-Holanda en el Mundial Brasil 2014. Para fortuna de Mireles, la selección mexicana de fútbol fue derrotada en la justa deportiva, por lo que su situación puede acaparar los próximos titulares.

Mientras tanto, en Twitter se creó tendencia con #LiberenaMireles, que este sábado se mantuvo entre los 10 temas del momento. En el Estado de Michoacán, gente de distintos pueblos salió a protestar exigiendo la liberación de los detenidos. 
Resta esperar lo que acontezca en las próximas horas. Puede ser que la presión generalizada logre la liberación de los detenidos, o que a la federación le funcione la táctica tantas veces aplicada: desgastar al movimiento social hasta hacerlo perder su objetivo. ¿Qué pasará? Nadie puede saberlo. 

El pueblo le dice al Cabildo juchiteco

Cabildo juchiteco durante la sesión pública. Miércoles 25 de junio de 2014

Gubidxa Guerrero 
.
“Ustedes son los líderes. Los que comandan a los mototaxistas son solamente quienes ustedes quieren que den la cara. Todos nosotros sabemos que los que más tienen dinero son los dueños de los mototaxis. Y si hay delincuentes en los mototaxis es porque ustedes, los verdaderos líderes, lo han permitido.

“¿Cuál es la solución? Si ustedes metieron los mototaxis, ¿por qué no les piden un registro? No solamente de palabra, sino también con foto. ¿Por qué no le piden a cualquiera que le den trabajo que se identifique? No solamente con su cara, sino con su domicilio. 

“Todos nosotros sabemos a qué se dedican. Todos sabemos que si nosotros señalamos [a alguno], al día siguiente puede que nosotros seamos los muertos. Lo sabemos. Nada más que es muy difícil señalarlos, porque tenemos miedo de levantar el dedo y decir a la autoridad «Éste es el que me asaltó», porque al día siguiente amaneceríamos muertos.

“La solución está en la mano de todos y cada uno de ustedes [el Cabildo de Juchitán] y principalmente en el Presidente Municipal, que se ha dejado mangonear. A decir verdad se ha dejado mangonear. Porque él no es Presidente Municipal. Discúlpeme usted.  

“¿Le puedo decir algo? Cuando mi hija vio su foto, me dijo orgullosamente: «Mami, ese señor es mi vecino». Porque mi hija lo ha querido visitar para decirle: «Estoy orgullosa de que usted sea nuestro Presidente». ¿Pero sabe qué? Es muy difícil localizarlo. A menos de que sea mediante un grupo político, podemos llegar a usted.

“Poner armas en manos de la Policía lo veo muy difícil. Cuando hay un asalto y nosotros llamamos, la Policía llega y pregunta: «¿Por dónde se fueron?». «A la izquierda», y se van a la derecha… Son muy cobardes, precisamente porque no están capacitados. Porque tenemos a mucho personal que no tiene la capacidad para enfrentarse a este tipo de delincuentes. Porque hasta los delincuentes son inteligentes para elaborar sus planes. 

“¿Quieren ustedes trabajar bien? ¡Pónganse los pantalones y trabajen! Dejen de agarrar dinero de la gente para soltar a quienes ya agarraron. No hace mucho, el señor al que le mataron a su hijo estuvo con la autoridad que soltó al responsable. ¿Y qué pasó? Nada.

“¿Realmente ustedes quieren que los ayudemos? Pónganse los pantalones y vayan delante de nosotros para que nos defiendan. Sean ustedes nuestro escudo para que podamos hablar y señalar”.

Reproduzco íntegras las palabras de una ciudadana de cierto municipio inseguro e ingobernable, en donde valen más los intereses de los políticos que los derechos de sus habitantes. Hablo de la anárquica Juchitán, donde este miércoles se llevó a cabo una sesión pública de Cabildo, como resultado de la manifestación por la paz y la tranquilidad realizada el lunes 23 de junio. 

El testimonio quedó videograbado. Agradezco a José Nieto por subirlo a la red. Es prueba del hartazgo generalizado en el bastión de la otrora digna COCEI. ¿Cuántos robos más? ¿Cuántos muertos serán necesarios para que los caciques políticos metan reversa y dejen de conducir al abismo? Sólo ellos lo saben. La ciudadanía, como siempre, es la que paga las funestas consecuencias. 

De inseguridad y caciques políticos en Juchitán

Gubidxa Guerrero 
.
Mientras en el resto del país las multitudes se congregaban para festejar el triunfo de la selección mexicana de fútbol ante Croacia, en Juchitán la gente acudía a una concentración para exigir a las autoridades un alto a la inseguridad. 

Si tanto peca el que mata la vaca, como el que le agarra la pata, ¿qué tan responsables son los caciques políticos de la ciudad de las flores que han organizado a grupos de mototaxistas sin verificar edad ni antecedentes? 

En aras de ganar votantes, líderes de todos los partidos se montan en una fiera que no pueden domar. ¿Ellos brindarán la seguridad que el pueblo quiere? 

Desgraciadamente, la autoridad juchiteca no puede ser juez y parte en este asunto. En tanto sus regidores y directores continúen siendo cabecillas y protectores de grupos de dudosa honorabilidad, el pueblo no tendrá paz.

Delincuentes hay en todos los sectores: ricos y pobres, profesionistas y analfabetas, hombres y mujeres. Pero no todos están respaldados por poderosos grupos políticos, como ocurre en Guidxiguié’. Y esto lo dicen los mismos taxistas y mototaxistas, que ven disminuir el pasaje por culpa de los malos elementos que desprestigian al conjunto. 

Hace unos días, el conductor de cierta unidad, me decía: “Hemos hablado con nuestros líderes. Les hemos dicho que debemos ser más cuidadosos. Pero no les importa. Como ellos no andan en moto ni en taxi, les da igual”.

Lo que surgió como una manera de resolver la necesidad de transporte en las colonias periféricas, hoy se ha vuelto cotidiano en Juchitán. Los mototaxis circulan por toda la ciudad. Y como en todo, el gremio cuenta con buenos y malos elementos.

Desafortunadamente son muy notorios los delitos cometidos a bordo de estas unidades de transporte. También es común que los delincuentes huyan sobre estos pequeños vehículos, lo que ha provocado que se les satanice.

Lo cierto, es que la mayoría de quienes manejan mototaxis son personas de bien, que sólo realizan un trabajo ante la falta de mejores empleos. Mientras la situación económica en el país siga como está, la gente seguirá desempeñando trabajos como éste.

Pero la necesidad no obliga al delito. Los pocos delincuentes que se valen de una moto, un taxi o cualquier tipo de vehículo para hacer sus fechorías, deben ser detenidos y procesados. Los dirigentes políticos deben ser más estrictos a la hora de admitir elementos en los gremios que controlan; aunque eso les reste votos.

Desgraciadamente, como dijo mi amigo conductor, como ellos no utilizan estos medios de transporte ni padecen lo que sufre el ciudadano común, les da igual. ¿Y el gobierno estatal? Otro cómplice de la descomposición social. No moverá un dedo por la paz y la tranquilidad, si eso significa confrontarse con sus aliados políticos. 

No nos extrañemos si el día de mañana la sociedad comienza a tomar justicia por mano propia. Ante la indefensión gubernamental, puede suceder lo que pasó en Michoacán: el camino de las policías comunitarias o de las autodefensas. La situación es crítica.  

¿Qué tiene de malo? O apología de El Komander




Por Gubidxa Guerrero

La música tiene algo de religión, algo de política y algo de deportivo: cada cuál con sus gustos. Por más que "argumentemos" pa' ensalzar nuestras preferencias o criticar las del vecino, éste siempre tendrá la última palabra.

Imponer una ideología es como querer imponer una religión. Por la fuerza, se podrá, pero nomás de encimita. En el tuétano de las personas se queda bien grabado lo que más le agrada. Así es el ser humano. 

Con los géneros musicales sucede lo mismo. Al corrido siempre se le ha hecho el feo. El procedimiento es el mismo: primero se le intenta satanizar, luego prohibir, después ignorar. Se pasa del ataque frontal a la burla abierta.

Podemos llamarle narcocorrido al corrido que trata temas del narcotráfico. Pero eso de endilgarle un nombre es aventurado. Tons también deben haber campesinocorridos, obrerocorridos, guerrillerocorridos, revolucioncorridos. El corrido es lo que es. 

Que si "enaltece a los narcos", que si "promueve el reclutamiento", que si "convierte a los jóvenes en sicarios". Mitos. Tenemos cuatro generaciones escuchando La Adelita, Carabina 30-30, así como un amplísimo repertorio de música de la Revolución, y no vemos gente con sus cananas combatiendo al mal gobierno.

No defiendo a quienes gustan de la música de El Komander ―por poner un ejemplo― ni a quienes oyen letras que hablan de enfrentamientos con el ejército, fugas o combates con bandas rivales. Ni falta hace. Pero, aunque me critiquen mis amigos "educados", considero que aquéllos y nosotros tenemos todo el derecho de escuchar lo que nos plazca. Para bien y para mal. O qué, ¿aquí no aplica la frase de Voltaire?


PD:  No la primera vez que comparto algo de este fulano. En 2012 compartí: Me retiro (por lo del fin de sexenio) y La vuelta cargada. Por si las quieren escuchar. 

Limpieza necesaria

Fotografía.- Marciano Valencia
Gubidxa Guerrero 

[Texto publicado en Enfoque Diario, el jueves 12/Jun/2014]

El centro de Juchitán se ve raro. Los comercios que se aglomeran en el Mercado 5 de Septiembre, en los locales de la primera planta del Palacio Municipal y en las calles aledañas se encuentran cerrados por un saneamiento general.

Periodistas, cineastas y escritores han alabado el corazón vibrante de Juchitán: su mercado. A él acuden a vender y a comprar personas de comunidades hermanas como Ixtaltepec, Xadani o Unión Hidalgo. También llegan mujeres de Santa María o San Mateo del Mar. 

Todo se puede comprar en el primer cuadro de la ciudad, desde lo legal como un hermoso huipil o unos cómodos huaraches, hasta lo ilegal como una iguana viva o decenas de huevos de tortuga. 

El colorido del mercado juchiteco es inigualable. Las mujeres vestidas a la usanza típica ofrecen sus productos a viva voz. Gritan el clásico “¡totopo güero!” y parecen reñir amigablemente por la clientela.

Pero no todo es belleza y tradición. Existe una cara del comercio local que avergüenza al zapoteca más orgulloso. Hablo de la suciedad que se deja ver por doquier. Algunas partes del mercado no pueden ocultar su olor fétido, consecuencia de los desechos que se vierten en plena vía pública. 

Y es que existen miles de comerciantes en el centro. Tantos, que los lugares para recolectar basura no se dan abasto. He visto batallar a los camiones por las noches, tratando de llevarse toneladas de desechos cotidianos. 

Sería fácil e injusto culpar sólo a los locatarios, ya que todos somos responsables; tanto clientes, como autoridades y vendedores. Nuestra ciudad no ha sabido implementar un modelo de recolección de basura eficaz. Tampoco ha sabido incentivar el uso de bolsas de mandados textiles, para evitar llenarnos de empaques de plástico.   

A Juchitán suelen referirse como “fuchitán” por su proverbial contaminación. Por eso felicito a las autoridades municipales, encabezadas por Saúl Vicente Vázquez, por el esfuerzo de fumigar el mercado central, así como los locales de las calles aledañas. Felicito también a las distintas autoridades que directa o indirectamente están involucrados en el saneamiento, especialmente a la Directora de Mercados Teresa Vega Terán. 

Debemos aplaudir esta medida. A muchos les ha resultado un poco incómoda. Pero como toda buena obra, merece su tiempo y su espacio. Que este sea el primer paso hacia una cultura ecológica más integral. Que en Juchitán y en todo el Istmo de Tehuantepec no sólo nos preocupemos por recolectar lo contaminado, sino por no contaminar más. 

EPN frente al Papa Francisco. La idiotez

Obsequios de Enrique Peña Nieto, Presidente de México,
al Papa Francisco
Gubidxa Guerrero

[Texto publicado en Enfoque Diario, el lunes 09/Jun/2014]

El viernes anterior el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, fue recibido por Su Santidad el Papa Francisco. Alto honor para un mandatario. Más, todavía, en momentos en que el Vaticano ha adquirido una relevancia diplomática de primer orden. 

Mientras que este domingo, 8 de junio, se reunieron para participar en una oración los principales líderes de Medio Oriente, como son los presidentes de Israel y Palestina, respectivamente, la reunión del viernes fue, al menos para mí, vergonzosa.

Me extraña que los asesores del titular del Ejecutivo mexicano no le hayan sugerido otro obsequio. Y es que como parte de la reunión de 25 minutos entre los dos jefes de Estado (no nos olvidemos de que el Vaticano es un país reconocido mundialmente) se dio el habitual intercambio de regalos.

Tradicionalmente suelen brindarse símbolos que representen el imaginario de un país. México, por ejemplo, cuenta con grandes orfebres, gente que confecciona bellos textiles, desde Yucatán hasta Sonora. Su riqueza gastronómica también es proverbial.
Mientras que el Obispo de Roma le ofreció un gran medallón, explicándole que contenía la imagen de la Plaza de San Pedro antes de ser concluida en su construcción, Enrique Peña Nieto le regaló ¡una playera de la selección mexicana! 

Con el regalo, nuestro mandatario dijo: “Ahora que está de moda, le queremos obsequiar la casaca de la selección para que sepa que en México nos ponemos la camiseta”. A lo que el Sumo Pontífice respondió: “Me permito regalarle un ejemplar de la exhortación apostólica. Acá encontrará varias partes: toda una parte dedicada al tema social. Yo se la doy, por si le sirve”, expresó el Papa al entregar un ejemplar de su documento programático Evangelii Gaudium (La alegría del evangelio).

No se trata de que nos guste o no el fútbol. Se trata de lo que el Presidente representa para 120 millones de personas y de la cacareada investidura que debe cuidar. Si a esas vamos, hubiese sido mejor que le regalara la máscara del Santo o del Rayo de Jalisco, luchadores al fin, que entretuvieron a millones de aficionados.

La selección mexicana es un equipo privado, surgido de clubes deportivos igualmente privados, cuyos dueños suelen ser personajes como Emilio Azcárraga o Carlos Slím. No hay nada de público ni mexicano en ellos, además del nombre y la nacionalidad de sus jugadores. El famoso mundial de fútbol lo organiza la FIFA, otra institución privada que genera jugosos dividendos a sus accionistas.

Nadie niega que el balompié signifique un entretenimiento para cientos de millones de personas en el mundo. Pero ni representa formalmente a nuestro país, ni es símbolo de “unidad nacional” (se entendería, quizá, si fuéramos una potencia futbolística como Brasil o Italia). 

Considero que el Presidente se equivocó gravemente al escoger el presente que entregaría a esta figura política y espiritual de nuestro tiempo. 

Si se ha dicho hasta el cansancio que varias de las leyes secundarias de las reformas estructurales se aprobarán “coincidentemente” durante el mundial de fútbol, no cabe duda de que con esta acción en Roma, Peña Nieto ha puesto el dedo en el renglón.   

De una niña noble

Foto de Isaí López Román
Gubidxa Guerrero

[Texto publicado en Enfoque Diario, el domingo 01/Jun/2014]

Con todo el cariño, admiración y respeto para Marysalma González Dávar.

De todas las etapas de la vida, la mayoría de las personas recuerda con especial dulzura la niñez. Cuando se es niño se es libre, pues ninguna atadura social limita el pensamiento. Un pequeño es creativo, valiente y noble en su particular visión del mundo.

Basta con que dos chamacos estén juntos para que, aun sin conocerse, entablen amistad. A los ocho años poco importa el idioma, las diferencias culturales o la posición económica. El lenguaje se cimienta en la mímica, pues apenas se requiere que un niño mire a otro con una ligera expresión aprobatoria, para que éste se considere con la confianza de iniciar el diálogo y proponer los juegos.

Un amigo en la infancia es cómplice, dispuesto siempre a emprender las más grandes aventuras en favor del compañero, sin importar riesgos.

Así era Lucía, chiquilla tierna, aunque muy traviesa; niña que iluminaba la casona antigua donde vivía con sólo extender la comisura de los labios dibujando ancha sonrisa. Aunque corta en años, Lucía era más lista que los de su edad. Comprendía, siendo pequeña, las contradicciones generacionales.

"No quiero crecer", repetía constantemente a sus amigos, quienes no entendían sus razones. "Pero ¿no ves que siendo grandes podremos realizar todo lo que ahora son sólo juegos? Los señores tienen el dinero suficiente para comprarse lo que deseen. Además, ellos no necesitan pedirle permiso a nadie para ir adonde quieran", le decía Juanito, su confidente.

"Pero los adultos no tienen amigos ―argumentaba algo triste, Lucía―, y al crecer deja de importarles todo lo que ahora nos gusta. Yo prefiero tener amigos, aunque no crezca".

Los años pasaron y Lucía fue haciéndose mujer. Un día ―tendría 15 o 16 años― decidió anotar en un cuaderno sus pensamientos, para tener una referencia de sus cambios graduales, pues temía que le sucediera lo que al resto de las personas.

Ahí daba seguimiento puntual de las actitudes de sus amistades. Cierta noche apuntó: "Veo con tristeza que Pedro, un buen niño durante la primaria, se ha vuelto un tanto egoísta. Desde que sus padres le regalaron un carro se muestra presumido. Apenas dirige la palabra a sus mejores amigos de antes. Juanito, por su parte, ya no me trata igual. Habla mal de otros a espaldas suyas y sólo piensa en irse a otra ciudad para conocer nuevas personas. Imagino que pronto se olvidará de mí".

Pero algo raro sucedía con Lucía. Preocupada como estaba de esperar el momento en que ella perdiera el alma que todos tenemos durante la niñez, no se percató que se había convertido en una hermosa mujer sin perder su esencia. Crecía, fortalecía el carácter, pero no dejaba de tener la peculiaridad de los niños. Tanto así que los chiquillos de la cuadra se identificaban con ella, por su sencillez y nobleza.

De pronto llegó a la edad en que todo ser necesita una contraparte. Se casó y tuvo hijos. Ante los adultos aprendió a representar el papel de persona "normal". Inclusive supo cómo imitar a las mujeres serias. Tenía un repertorio de rostros ficticios para cada momento: el trabajo, las reuniones familiares, las visitas de rigor, los trámites burocráticos. Practicando frente al espejo ovalado de su casa, ensayó entre carcajadas las nuevas poses que sabía muy bien cuándo poner en práctica.

Lucía guarda un secreto: cada cierto tiempo se marcha a un pueblo lejano para visitar a sus amigos. Juega, ríe, se divierte como niña; inclusive les jura amistad eterna; promesa que conserva mientras éstos sigan teniendo alma infantil. La mayoría se desprende del espíritu puro al crecer, pero las pocas personas que, como ella, siguen conservando lo esencial, refuerzan los lazos de afecto y cariño.

Por eso Lucía tiene pocos allegados: solamente niños. Algunos de ochenta años y otros de seis; pero todos de sentimiento limpio y natural como el de ella...

Claudia Daowz y la fotografía istmeña

Cartel oficial
Gubidxa Guerrero

[Texto publicado en Enfoque Diario, el  sábado 31/May/2014]

En los últimos años ha emergido una generación de fotógrafos istmeños que, seguramente, dejará huella. Si bien, se nota la influencia de grandes artistas visuales como Manuel Álvarez Bravo o Graciela Iturbide ―sobre todo en el intento de retratar las costumbres y tradiciones― conforme pasan los años, va delineándose un estilo propio, no sólo a nivel individual, sino colectivamente.

Es arriesgado decirlo, pero quizás estemos viendo las señales del surgimiento de una escuela de fotografía istmeña. Existe una generación bien dispuesta a este quehacer, con pasión y disciplina. Hay temas comunes, y vemos referentes valiosos de los cuales nutrirse. Dichos referentes son maestros, en sentido figurado y literal, de los jóvenes que aspiran a capturar instantáneas que puedan comunicar al mundo.

Hay un común denominador entre los muchachos que llevan la cámara al hombro. Se llama Claudia Daowz y es originaria del puerto de Salina Cruz. Más de la mitad de los fotógrafos oriundos de nuestra región ha sido pupilo de Daowz.

La maestra Claudia conjuga diversas técnicas en su quehacer. Es Licenciada en Diseño Gráfico, egresada de la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y fotógrafa de gran trayectoria.

Por sus venas corre sangre inglesa y zapoteca, lo que quizá le permite ver el mundo desde dos ópticas: la local y la universal. Ha tomado diversos talleres, entre los que destacan: Procesos antiguos de cianotipia, ivoritipo, y goma bicromatada, impartido por la Dra. Patricia Acuña; Ensayo, fotoperiodismo y fotografía documental, ofrecido por el maestro John Mraz Sikes; Taller de fotografía publicitaria, moda, arquitectura y retrato, dado por los maestros Ian Laransazú y Enrique Torresagaton.

Tuvo Mención Honorífica en la Segunda  Bienal de los Ángeles, Estados Unidos, con la serie: Nosotros somos (1999); y un Reconocimiento de la Fundación Cultural Mexicana de Sydney, Australia (2003).

Montando Instantes de Luz
Ha participado aproximadamente en 40 exposiciones colectivas, dentro y fuera del país. Aunque ha expuesto individualmente en Roma, Italia (Otros cuerpos, Rassegna di musica e arti visive. Sala Grande del Teatro Colosseo. Roma, Italia. 1994), no lo había hecho de esta manera en su región natal. 

Paradojas del arte: la mujer que inició a muchos jóvenes istmeños en el mundo de la fotografía, no ha tenido oportunidad de exponer individualmente en su región de origen. Aquí aplica, aunque a medias, el dicho de que nadie es profeta en su tierra. Y digo a medias, porque la maestra Claudia ha predicado con el ejemplo, formando intensamente a una generación de muchachos inquietos. 

Por fortuna, hace pocas semanas se habilitó el Centro Cultural Herón Ríos, en la ciudad de Juchitán. Dicho espacio de arte acaba de montar su primera exposición fotográfica, que será inaugurada este sábado 31 de mayo, a las 19:00 horas, en la Sala Graciela Iturbide. Los planetas se alinearon y esta noche habrá una doble primicia, pues la artista que expondrá su obra es nada menos que la maestra Claudia Daowz.

INSTANTES DE LUZ se denomina la muestra. En ella veremos ráfagas de emotividad en tres etapas, que van de la penumbra luminosa al resplandor nebuloso. No se pierdan esta gran oportunidad. La dirección es calle Yuxhiguié N° 36 (una cuadra detrás del CRI), Col. Rodrigo Carrasco, Juchitán, Nación Zapoteca. La entrada es gratuita. 

¿Cómo llegar al Centro Cultural Herón Ríos?

Muere Marcos, renace Galeano

Gubidxa Guerrero

[Texto publicado en Enfoque Diario, el lunes 26/May/2014]  

Después de veinte años del levantamiento armado en Chiapas, el líder militar, mediático y moral del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), el Subcomandante Insurgente Marcos, dejó de existir como figura publicitaria. Ahora se llamará Galeano, en honor al líder neozapatista José Luis Solís López (cuyo pseudónimo era ése), asesinado a principios de mes en La Realidad, territorio controlado por el EZLN, pero en disputa con otros grupos que luchan por el poder local.

“Siendo las 02:08 del 25 de mayo del 2014 en el frente de combate suroriental del EZLN, declaro que deja de existir el conocido como Subcomandante Insurgente Marcos, el autodenominado subcomandante de acero inoxidable. Eso es. Por mi voz ya no hablará la voz del Ejército Zapatista de Liberación Nacional”. Así finalizó su carta el popular personaje, dividida en cinco puntos, en la que “mataba” al histrión que le había dado voz al movimiento guerrillero chiapaneco, para así renacer “en colectivo”.

Los llamados medios alternativos de información recogieron la noticia y fueron los únicos acreditados para atestiguar el episodio. No obstante, las grandes cadenas internacionales hicieron eco del suceso, tal como RT, que puso como titular “El subcomandante Marcos ‘deja de existir’ tras liderar 20 años el EZLN”. Lo mismo hizo La Jornada.

Lo cierto es que no es la primera vez que Marcos cambia de nombre. ¿Recuerdan cuando se llamó Delegado Zero’? En aquella ocasión encabezaba un movimiento denominado “La Otra Campaña” que, como acostumbra, surgió en un momento coyuntural del país. Luego de sus declaraciones no muy favorables al candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, lo dejaron de seguir las multitudes. Participó, inclusive, en el llamado de solidaridad con San Salvador Atenco en aquel lejano 2006.

Aunque dijo que no se iría de la Ciudad de México hasta ver liberados a todos los presos políticos de Atenco, se fue antes de que eso se consiguiera. Los medios dejaron de hablar de él, poco a poco.

Mucha gente le reprochó el prolongado silencio durante la guerra contra el narco de Felipe Calderón. Marcos siempre se defendió diciendo que él no era EZLN. Que los comunicados ahí estaban; que él era un simple elemento en las filas guerrilleras.

Ahora llama “botarga” al personaje que constituyó la esperanza de millones de mexicanos hace dos décadas. En la carta de despedida insinúa que Marcos, el héroe, fue una creación de la dirigencia neozapatista para hacerse entender ante quienes menospreciaban a los indígenas. No reconoce, pues, su propia responsabilidad en el ensalzamiento del hombre, por encima de las causas.

Queriendo llamar la atención, se apareció con un parche de pirata en un ojo. Así se tomó la más ridícula de las fotografías de Marcos, ahora llamado Galeano. Y el rollo de siempre. Al morir José Luis Solís López, apodado Galeano; Sebastián Guillén, Marcos, adopta el mote de aquél. Y cuando caiga otro, digamos Moisés, puede que el Sup Galeano se suicide de nuevo para renacer una y otra y otra vez. El mismo discurso. El mismo comediante, llámese Guillén, Marcos, Zero o Galeano…

De la esencia de nuestras danzas

Fotografía.- Omar Betanzos
Gubidxa Guerrero

[Texto publicado en Enfoque Diario, el domingo 25/May/2014] 

En todo el mundo es conocido el traje de la mujer istmeña; vestimenta colorida, fruto de la continua interacción entre los zapotecas y el mundo. El traje de tehuana ―como se conoce popularmente el conjunto de resplandor, huipil bordado (o de cadenilla) y enagua de holán― está asociado a los sones tradicionales istmeños, igualmente, producto de influencias e interacción con el mundo, surgido de la mente y corazón de los músicos zapotecas. 

Una zapoteca vestida de traje duplica su esplendor cuando baila un son. La elegancia de nuestras hermanas, madres y abuelas es incomparable cuando danza al compás de La Llorona, La Sandunga o La Petrona. Nada se iguala, en los varones, al zapateado de Un Son por Alfa Ríos o del Son Beeu

La música de viento significa un aspecto fundamental de nuestro ser como zapotecas istmeños. Todo mundo lo reconoce y así lo valora. Nosotros es que parecemos resistirnos a explayarnos tal como somos; a reafirmar nuestra identidad también de esta manera. Porque así como se habla en zapoteco, se piensa y se canta en zapoteco, se debe, por qué no, bailar en zapoteco.

¿De qué sirve tanta elegancia en las damas si no se proyecta en las danzas? ¿De qué sirven los habilidosos músicos de viento si no pueden compartir su arte en muchas Velas? Los sones y el garbo de las zapotecas se opacan por el predominio excesivo de otros géneros musicales. 

Debemos encontrar un equilibrio entre nuestra cultura y las del mundo; entre nuestra música y los bailes "de moda"; entre las bandas tradicionales y los grupos versátiles. De otra manera, las Velas perderán su encanto, y habrá que ver bailar sones istmeños sólo en las películas, festivales escolares y eventos folklóricos institucionales como la Guelaguetza. 

En nuestras manos está la posibilidad de rectificar, siguiendo el ejemplo de algunas Sociedades de Vela, que alternan un grupo musical con una banda de música para que todos bailen al ritmo de distintos géneros. No se trata de excluir los demás sonidos del mundo, pues nuestra cultura se ha enriquecido de todos ellos. Se trata de no dejar morir los sonidos de la nación zapoteca.

Este mes de mayo, pongo a consideración de los respetables miembros de las distintas Sociedades Zapotecas lo siguiente: que en cada Vela, Lavada de Ollas, Domingo de Fiesta u otras celebraciones, la música que se toque conste de al menos 50% de sones. 

ENUFI da de baja a Beatriz Morales

Gubidxa Guerrero

[Texto publicado en Enfoque Diario, el jueves 24/Abr/2014] 

Rosa Beatriz Morales Ruiz es una joven de 20 años recién cumplidos. No tiene vicios. Es disciplinada y comprometida; tanto así, que es la responsable en México del proyecto de formación de mujeres rurales en electrificación solar. Sí, ése que permitió que cuatro señoras de Cachimbo, conocidas como “abuelas solares” se fueran a la República India a estudiar en el Barefoot College (Universidad Pies Descalzos).

Bety, como le llaman sus amistades, ocupó el noveno lugar en el examen de admisión a la Escuela Normal Urbana Federal del Istmo (ENUFI). Su intención era llegar a ser profesora de primaria. Triste sería su decepción cuando supo que las primeras semanas de clase serían suspendidas por la “lucha magisterial” en el Distrito Federal en contra de la Reforma Educativa. Esperó varias semanas antes de sentarse por primera vez en un aula de la Normal.

Mala sorpresa se llevó cuando le pidieron dinero como “cuota” por los gastos que su grupo había hecho en el plantón reciente. Ella se negó rotundamente, agregando que tampoco participaría en bloqueos carreteros, tomas de caseta, ni ninguna acción que afectara los derechos de terceros. Desde el principio le advirtieron ―por no decir que la amenazaron― de que se enfrentaría a serias consecuencias. 

Primero la excluyeron del salón. Posteriormente el jefe de grupo, Felipe García Orozco, la agredió física y verbalmente, según consta en el oficio que ella presentó ante la Academia para alertar a las autoridades. Ante la indiferencia oficial, decidió acudir a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y su caso se hizo de dominio público. 

Medios informativos de toda índole dieron a conocer la situación, y Bety se ganó el respaldo moral de miles de personas, que vieron en sus penurias un ejemplo de la descomposición educativa en el Estado de Oaxaca. En el ínterin se supo de al menos un caso de corrupción en la ENUFI, ya que uno de los alumnos que se burló de ella (Arístides Cruz Hernández), ni siquiera había aprobado su examen de admisión, quedando en el lugar 169 (cuando sólo debían ser admitidos los primeros 65). Pero, según él, tuvo pase automático por ser “hijo de maestro” de la ENUFI.

Las agresiones fueron en aumento. Cualquier otra joven, difícilmente soportaría las amenazas y burlas abiertas; pero ella se comportó estoicamente. Continuó asistiendo a clases, a pesar de la exclusión permanente en los equipos escolares y de la hostilidad de su grupo y de algunos profesores. 

Antes de terminar el semestre, la ENUFI suspendió nuevamente labores. Desde mediados de febrero, hasta hace tres días, la Normal istmeña no tuvo clases, violentando el derecho de quienes sí deseaban estudiar.

Mientras algunos jóvenes eran enviados a tomar autobuses y secuestrar personas en la capital del Estado, Bety se dedicó a hacer trabajo social en el pueblo de Cachimbo, contribuyendo a la materialización del proyecto de electrificación de la Isla de León; mientras un joven normalista perdió la vida en un accidente carretero, por la irresponsabilidad de los líderes que ordenaron las movilizaciones, Bety iba a México por las “abuelas solares” que regresaban de la India; mientras decenas de muchachos eran utilizados como carne de cañón para que sus dirigentes negociaran jugosas componendas, Bety participaba activamente en las conferencias que dieron las “abuelas solares” en la Universidad Tecnológica de los Valles Centrales de Oaxaca (UTVCO) y en el Festival de Innovación Social ¡Catapulta!.

El lunes 21 de abril, después de dos meses de paro laboral, la ENUFI abrió nuevamente sus puertas. A los salones no se negó la entrada a ningún estudiante (incluyendo a Arístides Cruz, quien no debería estar legalmente inscrito) con excepción de Beatriz Morales. A ella, la subdirectora académica, Rocío Rodríguez Velázquez, le informó que no tenía derecho de tomar clases, pues estaba dada de baja.

El desconcierto de la alumna fue notorio, pues creía que se trataba de un error. Acudió a la dirección, donde le confirmaron su baja, porque seis de sus ocho profesores la habían reprobado. Curiosamente, ese era el requisito para correrla de la escuela. Pero Bety no perdió los estribos y solicitó un documento oficial que sustentara la suspensión. Al día siguiente, el director de la escuela, Fredy Rosado López, le expidió una constancia de estudios con las calificaciones reprobatorias. Le comunicó, asimismo, que además de perder el año escolar, estaba impedida de inscribirse en el ciclo inmediato posterior, por lo que su baja, en términos prácticos, era de dos años.

Este miércoles 23 de abril Bety acudió a dos noticiarios radiofónicos para dar a conocer su caso ante la opinión pública. También compartió, desde su cuenta de Facebook, el documento que sustenta “normativamente” su salida de la ENUFI. Coincidentemente, esta muchacha ejemplar que nunca en su vida había reprobado una materia, que ocupó uno de los primeros lugares en su examen de admisión, que entregó trabajos, participó, y que jamás faltó a clases (salvo el día en que acudió a la CNDH), fue la única alumna de su generación en causar baja. 

La ENUFI tuvo que valerse de esta treta ruin para deshacerse de ella. Mientras tanto, la CNDH sigue el procedimiento por discriminación y no se ve fecha próxima para su resolución. 

Bety seguirá luchando. Dice no estar arrepentida de negarse a ir a bloquear. Afirma que si volvieran a exigirle pagar cuotas o violar los derechos del pueblo, no lo haría, aun sabiendo de las consecuencias. “Una conciencia limpia puede más que un ejército. ¿Qué es una carrera ante la dignidad? Tal vez ahora muchas personas antepongan sus intereses personales a la integridad. Yo no soy de ese tipo”. Ahora no sólo se enfrenta a las agresiones de algunos de sus compañeros y a la indiferencia oficial, sino a la represalia académica de la institución que supuestamente debía formarla. Así las cosas en el Estado de Oaxaca. ¿Ahora nos queda claro por qué ocupamos uno de los últimos lugares en educación? He aquí una de las razones.