Historia de un niño que tomaba mucha agua de coco

Fotografía.- Rafael Pacheco Jiménez.


Por Gubidxa Guerrero

Lorenzo fue un niño travieso que vivió hace varias generaciones en Juchitán. Refieren quienes lo conocieron, que tenía ciertos dones: entendía, por ejemplo, el idioma de los zanates y de los pájaros carpinteros; sabía con anticipación cuándo ocurriría un terremoto o si sería buen año para las lluvias.
     A Lorenzo le gustaba mucho el agua de coco. Cuenta la gente que a todas horas disfrutaba de esta bebida; tanto así que le apodaban Lenchu Naga’nda, pues además acostumbraba tomarla recién salida del fruto fresco. La señora donde vivía contaba asombrada a los vecinos cómo, desde antes de aprender a caminar, a Lenchu ya le agradaba mucho esta agua.
     No tuvo padres. Ta Severiano lo trajo del campo una tarde que regresaba de cacería. Todos asumieron que era huérfano, por lo que el cazador y su compañera lo adoptaron y criaron como propio. Na Laureana, como se llamaba la esposa, contó que una vez que Lorenzo enfermó, no encontraban forma de que el chamaco comiera y se hidratara. Entonces a una vecinita se le ocurrió darle de probar el agua de coco, que el niño de inmediato degustó sonriente sin dejar de beberlo nunca más.
     A los siete años, el pequeño Lorenzo dejó de consumir agua simple, como llamaba desdeñosamente al agua natural. “Habiendo agua de coco, ¿para qué tomar otra cosa? No volveré a beber nada más, mientras existan cocos en el mundo”, afirmó categórico. A los doce conoció a una jovencita de San Blas Atempa que vendía refrescantes cocos frente a la estación de ferrocarril. Entonces supo Lenchu lo que era el amor.  Todos los días, de mañana y tarde, caminaba varias cuadras para ver a la niña y para tomarse un vaso de agua sana a su lado. 
     A los trece, una tarde de abril, Lenchu acompañó a su papá al campo, pues al día siguiente su madre tendría que preparar varias iguanas en caldo. Enorme sorpresa se llevó Ta Severiano al ver que su hijo se acercaba a los grandes terrenos de San Blas. Cuando menos se lo esperaba, Lorenzo quedó quieto, rígido, sin volver a moverse. El señor ya no sabía qué gritar para llamar al escuincle. Entonces se acercó y vio que de los pies del chamaco habían brotado pequeñas raíces; en el cuerpo comenzaban a notársele tenues franjas horizontales; su obscuro cabello empezaba a crecer desproporcionadamente. Lenchu se elevaba; y en unas cuantas horas el muchachito alcanzó una altura descomunal. Se había convertido en cocotero. Desde entonces, la palmera más grande de la región se encuentra por rumbo poniente. 
   
Un día, caminando con su hermano campesino por parajes perdidos ―luego de sufrir la ausencia de su mejor cliente―, la niña de la estación dio con un árbol que le agradó mucho. “Quiero que te subas a éste y que cortes un racimo de cocos para mí”, solicitó al varón. Después probó la dulzura rebosante del líquido transparente que le brotaba a un fruto; y así hasta que se hizo mujer adulta.
     Quién se hubiera imaginado que Lenchu Naga’nda se había gestado en un pequeño coco que cayera una noche de luna llena con la sacudida del Viento Norte. Su padre fue un joven trepador de cocoteros del que una palmera se enamoró. Con razón a Lenchu le gustaba tanto el agua de coco…

Bitácora: Fin de sexenio (2006-2012)


Por Gubidxa Guerrero

Cuando me preguntan por el tipo de música que escucho, y respondo "de todo un poco", es literal. Ante el retiro de Felipe Calderón, los dejo con una canción que retrata bien el grado de violencia alcanzado durante este sexenio. El protagonista de este corrido también se va, aunque de forma más digna... 


El del corrido se retira voluntariamente porque "ya es muy poca la gente decente". En cambio, el susodicho se jubila porque acaba su mandato constitucional. El de la canción se va porque le gusta "pelear derecho". Calderón ―que sabe que dejó un país más inseguro― se va a radicar a Estados Unidos de forma cobarde. Y discúlpenme por comparar a nuestro Presidente (todavía por cinco horas más) con un narcotraficante. Estoy consciente de que el narco de este corrido tiene un concepto más elevado del honor que Felipe de Jesús (sin mencionar que tiene menos muertos en la conciencia).

Opinión: Votación histórica en la ONU


Palestinos festejando la inminencia de su reconocimiento.
Foto tomada de Internet.



Por Gubidxa Guerrero

[Texto publicado en Enfoque Diario, el viernes 30/Nov/2012]

Lo que sucedió ayer en Nueva York quedará en los anales de la historia. Palestina; ese pequeño territorio árabe cercado y bloqueado por el Estado de Israel, se hizo escuchar ante el pleno de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
     Pero no sólo se oyó la voz del representante de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en el máximo sitial del mundo, sino que a dicho pueblo se le reconoció el estatus de ‘Estado observador’, luego de que en 1974 se le hubiese reconocido el derecho a la autodeterminación. La votación quedó de la siguiente manera: 138 sufragios a favor (incluyendo México), 9 en contra, y 41 abstenciones.
     La lucha de los palestinos por su soberanía viene de hace al menos seis décadas. Inicia precisamente después de que la ONU decretara la partición; es decir, el reconocimiento de dos Estados vecinos en la Palestina histórica: uno judío y otro árabe. El primero de ellos se concretó, pero el Estado Palestino únicamente existe en los sueños de sus habitantes.
     Estos últimos han luchado con las armas en la mano para que se les permita regresar a los lugares de los que fueron expulsados. También han fundado varias organizaciones militares con el fin de recuperar su tierra y echar de ella a los soldados ocupantes. Sin embargo, con el paso de los años, sólo se había conseguido que Israel fuera más fuerte, mientras la pequeña Palestina se iba debilitando.
     Por ello, desde hace algún tiempo, el liderazgo de la ANP optó por fortalecer la vía diplomática. Como algunos recuerdan, en septiembre del año pasado se intentó lograr el reconocimiento como ‘Estado miembro’, medida que aunque contaba con amplio respaldo de la Asamblea General, fue vetada por Estados Unidos de América, que ostenta derecho de veto en el Consejo de Seguridad.
     Lo anterior obligó a los líderes palestinos a modificar la estrategia, y este año se presentaron buscando ser aceptados como ‘Estado observador’, en lugar de ‘Estado miembro’, lo que no requiere del aval del Consejo de Seguridad y, por ende, no puede ser vetado por ninguna potencia.
     Lo que para muchos representa apenas una simple denominación simbólica, en realidad es una poderosa herramienta jurídica, pues permitirá a la Autoridad Nacional Palestina acceder a instituciones como la Corte Penal Internacional (CPI) en la Haya.
     Y es en esto último donde reside el temor de Israel, ya que desde ahora los palestinos podrán denunciar ante las instancias debidas a ciertos líderes israelíes por crímenes de guerra y otros delitos. En los juicios se determinará si existen, o no, violaciones que perseguir.
     El episodio de ayer se enmarca en una justa demanda. Ojalá el mundo ―incluyendo a los políticos israelíes, así como a los extremistas palestinos― entienda que existe un camino para la paz.

[Para escuchar y/o descargar en audio esta opinión: Votación histórica en la ONU Mp3]

Opinión: Congruencia, señores representantes

Diputados de izquierda luego de derribar
una valla en las inmediaciones de San Lázaro, DF.



Por Gubidxa Guerrero

[Texto publicado en Enfoque Diario, el jueves 29/Nov/2012]

Hace apenas un par de días referíamos en esta columna el virtual estado de sitio en que se encontraban las inmediaciones al recinto legislativo de San Lázaro, allá en el Distrito Federal. Muchas manzanas fueron cercadas tan solo para que el personaje que este sábado protestará como mandatario de nuestro país, tuviera la certeza de que nada estropeará el acontecimiento.
     Tal vez se pretendía evitar el desbordamiento de las movilizaciones sociales (aunque, dicho sea de paso, Andrés Manuel López Obrador anunció con antelación que su mitin será en el Ángel de la Independencia, no en el Congreso); pero el resultado fue uno: indignación.
     Ante la andanada de críticas en distintos medios informativos (inclusive en programas de Televisa), así como en varias redes sociales, “alguien” dio la orden de que se redujera el perímetro del cerco. Hubo, pues, rectificación.
     Sin embargo, los diputados del Partido de la Revolución Democrática (PRD) no quisieron desaprovechar la oportunidad de enarbolar esta bandera circunstancial, por lo que encabezaron una brigada para derribar algunas vallas metálicas. Varios de los legisladores tomaron fotos y lanzaron mensajes en Twitter y Facebook denunciando el cerco. De repente, el grupo político que más se ha valido de los bloqueos como forma de presión social, se convirtió en defensor del derecho al libre tránsito.
     Por otra parte, hubo un grupo identificado con los sectores de derecha que aplaudió la medida del Estado Mayor Presidencial, pues, según ellos, evitaría que se empañara la asunción de Enrique Peña Nieto; no importando que eso afectara por cinco días a decenas de miles de capitalinos.
     Y uno se pregunta: ¿Con qué autoridad moral los perredistas pretenden cuestionar esta "medida de seguridad", cuando se la han pasado cerrando calles y caminos? ¿Con qué cara los conservadores de este país pueden exigir un alto a los bloqueos, cuando justifican éste del Gobierno en la Ciudad de México?
     Para ser justos hay que ser consecuentes. Y ello implica denunciar todos los cierres viales, sin importar quien los realice: los 'grilleros' de oficio o el Gobierno Federal en San Lázaro. Incongruentes quienes, justificando a los ‘tapacarreteras’, vienen a quejarse de las vallas priístas; o los que, apoyando el estado de sitio alrededor del Congreso, critican los bloqueos populares. “Toda forma de lucha o de protesta que perjudique directamente al pueblo, es ilegítima”; así de sencillo.

[Para escuchar y/o descargar en audio esta opinión: Congruencia, señores representantes Mp3]

Opinión: Blindan San Lázaro

Fotografía tomada de Twitter.


Por Gubidxa Guerrero

[Texto publicado en Enfoque Diario, el martes 27/Nov/2012]

Faltan pocos días para que Enrique Peña Nieto tome posesión como Presidente de la República. El próximo sábado, nuestro país tendrá nuevo mandatario; pero mientras tanto, los capitalinos sufren las consecuencias…
     Las inmediaciones del palacio legislativo, lugar donde se llevará a cabo el cambio de poderes, se encuentra completamente cercado por miembros del Estado Mayor Presidencial y de elementos de la Secretaria de Seguridad Pública. Con ello se espera evitar posibles perturbaciones al orden público el primero de diciembre.
     Lo que solía ser normal en los relevos presidenciales de antaño, toma especial protagonismo en tiempos del uso masivo de redes sociales. En Twitter, por ejemplo, dos hashtag trataban ayer del tema. En uno se pedía al Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubón, que "desbloqueara" San Lázaro; en otro se ponía énfasis en las estaciones del Sistema de Transporte Colectivo Metro que estarán cerradas durante los próximos días.
     Como todos sabemos, cada estación es utilizada por decenas de miles de personas diariamente. De hecho, el mercado popular más grande de América Latina, La Merced, está cerrado, afectando a muchas amas de casa que acostumbran surtirse en dicho lugar.
     Lo que pasa en la capital de nuestro país ha desatado una ola de indignación, que se resume en dos cuestionamientos sencillos: ¿La toma de protesta de Enrique Peña Nieto justifica que millones de personas se vean interrumpidas en su cotidianeidad? En tiempos en que el presidencialismo mexicano ha perdido peso, ¿vale la pena seguir tratando al mandatario como a un rey?
     San Lázaro se encuentra, virtualmente, en estado de sitio. Y sin mayor razón, pues las protestas programadas para el mismo día, se realizarán en el Ángel de la Independencia y no en la sede del Congreso.
     Este ejemplo permite sospechar que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) volverá con todo. Los altos jerarcas del tricolor han preferido asumir el costo político por los cientos de policías desplegados, y por las estaciones del metro cerradas, que arriesgarse a que se empañe la toma se posesión del futuro Presidente de México. ¿Este el nuevo PRI?

[Para escuchar y/o descargar en audio esta opinión: Blindan San Lásaro Mp3]

Bitácora: Un nuevo proyecto personal



Por Gubidxa Guerrero

Hoy miércoles 28 de noviembre de 2012 arranco con este nuevo proyecto. Hace más de cuatro años tuve la inquietud y abrí mi cuenta blogger. Sin embargo, por varias razones, no pude darle continuidad y quedó vacío el espacio.
     Anoche, ante la necesidad de conocer esta herramienta de comunicación ―pensando en ganar práctica para después editar la página del Comité Melendre― me puse a jugar con el diseño y las aplicaciones. Aquí tienen el resultado.
   
Este sitio me dará muchas ventajas, pues organizará bien todos los materiales que he venido trabajando en los últimos años. Asimismo me permitirá compartir su contenido en redes como Twitter o Google +, en las que poco me muevo. Finalmente servirá como un archivo personal.
     Ojalá les guste y lo compartan. Estará al servicio de todos.

Este soy yo en este preciso instante:


Opinión: Mitla ante el harrtazgo

Imagen tomada de internet


Por Gubidxa Guerrero

[Texto publicado en Enfoque Diario, el viernes 23/Nov/2012; y en Noticias, Voz e Imagen de Oaxaca, el sábado 24]

¿En el Estado de Oaxaca tenemos Gobierno? Más bien, parece que únicamente existen mediadores. Las autoridades que deberían salvaguardar los derechos de millones de ciudadanos, se limitan a emitir comunicados llamando a la ‘cordura’ y ‘civilidad’ de los habitantes que de vez en cuándo deciden hacer justicia por mano propia.
     Tal sucedió en la Villa de Mitla, población zapoteca ubicada en los Valles Centrales, que decidió poner un “hasta aquí” a la actitud arrogante de la Sección 22 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE).
     Después del enésimo cierre vial en la carretera Oaxaca-Istmo, los habitantes se despojaron del miedo. De forma amable solicitaron a los profesores que dejaran de afectar el derecho al libre tránsito de miles de personas. Pidieron que no se perjudicara a modestos comerciantes que viven ‘al día’ vendiendo sus productos en la vieja necrópolis zapoteca. Además de lo anterior, el alcalde de Mitla, Alejandro Galo, hizo un llamado puntual al Gobernador Gabino Cué para que las autoridades no los ignoraran (en dos mensajes de Twitter escribió: “Hago un llamado para que no nos dejen solos, ya que no sólo es un asunto local”, etiquetando al mandatario. /  “Maestros de la @SECCIONXXII quieren recuperar las escuelas en Mitla pero están afectando todas las entradas a la Sierra Mixe y al Istmo”). Todo fue ignorado.
     Entonces comenzó la gresca. Cientos de pobladores se enfrentaron a pedradas y a palos con los sindicalizados. Los mitleños se impusieron y retuvieron a cinco profesores, volcando, además, varios vehículos (lujosos algunos) en que habían llegado. Posteriormente los mentores intentaron rescatarlos, lo que devino en una nueva confrontación en la que, inclusive, se oyeron disparos.
     Los agremiados retenidos fueron conducidos a la plaza pública, donde los exhibieron ante los medios y los demás habitantes. Poco después, los profesores de la Sección 22 retuvieron al presidente municipal y a otros mitleños.
     Y fue cuando el Gobierno decidió intervenir. ¿Para qué? Para ‘mediar’ entre las partes en conflicto; para solicitar a los habitantes, por tantos años olvidados, que entregaran a los profesores retenidos. Finalmente ayer en la madrugada el diálogo surtió efecto, pues tanto los profesores, como las autoridades de la Villa de Mitla quedaron libres.
     El asunto, sin embargo, dista de terminar. Para el día de hoy, se esperan movilizaciones en todo el Estado de Oaxaca, anunciadas por la dirigencia magisterial como medida de protesta por los hechos del miércoles, y para que el Gobierno elimine los pocos espacios ganados por la Sección 59.
     Lo que aconteció en Mitla es similar a lo que ha ocurrido en otros pueblos, donde la ciudadanía decidió no quedarse de brazos cruzados ante la insolencia de los líderes gremiales y la indiferencia de los servidores públicos. Lo que dota a Mitla de un carácter peculiar es la resonancia mediática por su importancia como destino turístico y por los retenidos en uno u otro bando.
     Es una lástima que ante el desamparo en que se encuentra el pueblo, se tenga que llegar a estos extremos. Pero mientras las autoridades no se decidan a cumplir con su obligación constitucional --o los líderes magisteriales reconsideren otras formas de presión que no pasen por secuestrar a la ciudadanía-- los habitantes no tendrán otra opción.
[Para escuchar y/o descargar en audio esta opinión: Mitla ante el hartazgo Mp3]