Peculiaridades del altar y Día de Muertos Zapoteca

Gubidxa Guerrero 

La muerte es parte esencial del pueblo zapoteca y de su cultura. Desde hace milenios nuestros antepasados honraban la vida después de la vida. Lo escribí bien: la vida después de la vida. Porque, ¿saben?, uno realmente no deja de existir, como se entiende en otras partes del mundo. Uno simplemente se vuelve otra cosa.

Así como un Bidxaa (nahual) se metamorfosea en el animal de su preferencia; un binnizá adquiere otro sentido después de que su corazón deja de latir. No desaparece. No deja de existir. Sigue vivo, pero de otra manera. En otro lugar.
Hay un sentido espacial en la concepción de la muerte de los zapotecas. Hay un mundo, una realidad paralela a la nuestra, alejada de los lugares que ocupamos los vivos. De ese otro lugar vuelven los difuntos una vez al año, cuando se les concede licencia para visitar a sus parientes y amigos, cuarenta días después del equinoccio de otoño. 
En casi todo el país a los muertos se les espera en el cementerio. Pero entre los zapotecas istmeños, sobre todo en pueblos como Juchitán o Unión Hidalgo, a los difuntos se les espera en el hogar.

Bienes comunales de Juchitán. ¿Tierra de todos?

Gubidxa Guerrero

[Texto publicado en Enfoque Diario el lunes 24/Oct/2016]

La historia guarda muchas ironías. Como el hecho de que un pueblo que se levantó en armas incontables veces para defender sus recursos naturales y su autonomía política, hoy viva presa de disputas vulgares por el poder y desconozca la extensión de sus bienes comunales. Así acontece en Juchitán, donde unos cuantos se alternan en la presidencia municipal y en donde pocas familias se benefician de la propiedad colectiva.

Manual para desenmascarar farsantes o el EZLN hacia el 2018

EL CNI y el EZLN buscarán postular a una mujer indígena
como candidata presidencial en 2018
Gubidxa Guerrero

Tremendo lío en que se encuentran varios conocidos míos. Por una parte, han militado en los partidos de "izquierda", desde el PC, PSUM, hasta el PRD y Morena; por otro lado, han simpatizado con la causa neozapatista (léase el Sup y todo lo que huela a indígena). Mientras unos han sido la llave para cargos públicos, otros han servido de ideario perfecto para estar en el bando políticamente correcto; el de los buenos, el de los soñadores. Con una voz han gritado consignas contra el sistema, contra el gobierno; con la otra han hablado en reuniones interminables con los jefes, desde ciertos presidentes municipales, hasta alguno que otro gobernador.

Renovación en la política cultural propone Francisco Toledo

Toledo juuetea con un xolozcuintle afuera del IAGO
Gubidxa Guerrero

Francisco Toledo, pintor zapoteca de fama mundial, se reunió a principios de mes con el gobernador electo de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa. Si bien, la noticia trascendió gracias a un tuit del próximo titular del Ejecutivo estatal, el artista plástico juchiteco había guardado prudente silencio. Hasta ahora...

Este lunes 26 de septiembre, Francisco Benjamín López Toledo refirió en entrevista a Lilia Torrentera para un medio informativo electrónico, que en su encuentro con Murat Hinojosa hablaron acerca de los orígenes familiares de ambos. “Fue un poco para conocerlo; hablar de sus parientes de Ixtepec. Yo conocí a la bisuabuela de Murat Chico”, dijo el fundador del IAGO. Como es sabido, los parientes directos de Alejandro son ixtepecanos (algunos de origen árabe), y en Ixtepec fue justamente donde los padres de Toledo se conocieron y casaron.

Los papás del Premio Nobel alternativo ―la ixtaltepecana Florencia Toledo Nolasco y el juchiteco Francisco López Orozco― contrajeron nupcias el 13 de mayo de 1933. De Alejandro Murat Hinojosa, sabemos que su bisabuela paterna ―la misma a quien conoció el pintor― era la juchiteca Julia Rueda Vera, casada con el iraquí, naturalizado mexicano, Tobías Casab Adich, quienes engendraron a Juana Margarita Casab Rueda, madre del exgobernador José Murat Casab.

¿Pero qué importancia pueden tener los antecedentes familiares de ambos personajes? Mucha, si consideramos que para los zapotecas istmeños es fundamental la referencia familiar. El sentido de afinidad entre los binnizá, parte de la consciencia de que, de alguna manera, todos estamos emparentados (guendalisaa: crear lazos, parentesco, hermandad, fraternidad). Y ese origen común, independientemente del lugar de nacimiento o desarrollo, es puente de comunicación que puede servir para realizar proyectos conjuntos.

Toledo y Murat son istmeños que crecieron lejos del hogar ancestral. Pero ambos tienen puntos de confluencia en Ixtepec y Juchitán. Quizás a eso de debió que, en su primer encuentro, hablaran de sus parientes. Para tratarse con familiaridad. Y con esa confianza nacida del diálogo, el pintor de siete décadas y media recomienda al gobernador electo de cuarenta y un años que “ojalá no repitan los que ya sabemos y los que ya han estado en cultura. Ojalá venga una nueva ola; otros funcionarios frescos, limpios y bonitos”.

El promotor cultural más importante de nuestro país le dice a su joven paisano que renueve a los encargados del arte en el Estado de Oaxaca. Pero no habla de una innovación cualquiera, sino de que dichos funcionarios sean frescos, es decir, creativos; limpios, o lo que es lo mismo, honestos; y bonitos, es decir, jóvenes.

Después del encuentro entre Chico Min y Murat ‘Chico’ (como lo llamó aquél, a la usanza istmeña al referirse al hijo de quien se llama o apellida igual que sus progenitores), escribí: “Ojalá Alejandro Murat Hinojosa sepa valorar la buena voluntad de su paisano istmeño. Ojalá sepa comprender, también, que la estatura del artista plástico va más allá de una administración o de colores partidistas. Cuando a Toledo no sólo lo escuchen, sino lo atiendan debidamente, se podrá decir que comienza a existir un gobierno para todos”. 

Después de conocer la declaración del pintor zapoteca de fama mundial, no puedo sino refrendar los buenos deseos.  


[Texto publicado en Enfoque Diario el jueves 29 de septiembre de 2016. Se autoriza su reprocucción parcial o total, siempre que sea citada la fuente]

Chico Min y el gobernador

Francisco Toledo y Alejandro Murat Hinojosa
Gubidxa Guerrero / gubidxa7@hotmail.com

“Comparto puntos de vista con el maestro Francisco Toledo sobre la riqueza cultural de nuestro Estado”, escribió el gobernador electo de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, en su cuenta de Twitter. 

Con este pequeño mensaje, aparentemente cándido, se mandó una señal más que pertinente a la opinión pública: el próximo mandatario escuchará no sólo a los grupos de poder, capaces de movilizar miles de personas; como tampoco se sentará únicamente en la mesa de los potentados económicos. 

COCEI. ¿Unidad en tres partidos?

Gubidxa Guerrero 

[Texto publicado en Enfoque Diario, el lunes 07/Mar/2016]
Ayer se realizaron las elecciones internas en la llamada Coalición Obrero Campesino Estudiantil del Istmo (COCEI). Nueve precandidatos y quince “expresiones” (o mejor dicho, jefes) compitieron para ver quién será el candidato de unidad del conglomerado de tribus de la llamada izquierda juchiteca.
Hasta el momento, nadie sabe a ciencia cierta quién se alzó con el triunfo. La elección transcurrió relativamente tranquila, salvo algunos episodios lamentables en La Ventosa, agencia municipal de Juchitán.

Guerra en el PRD


Gubidxa Guerrero 

[Texto publicado en Enfoque Diario, el jueves 11/Feb/2016]

La carrera hacia la gubernatura del Estado de Oaxaca se enfrenta a algunas peculiaridades. Por un lado, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) intenta recuperar el gobierno que perdió ante una coalición PRD-PAN hace seis años. Por otro lado, los actuales mandones de la entidad no saben cómo retener el poder que detentaron un sexenio.

¿Y Eviel?

Gubidxa Guerrero

[Texto publicado en Enfoque Diario, el viernes 05/Feb/2016]

Se ha especulado bastante acerca de si hubo o no fractura en el Partido Revolucionario Institucional (PRI) luego de la designación de Alejandro Murat, hijo del exmandatario José Murat, como candidato único para contender por la gubernatura en las elecciones del 5 de junio de 2016.

Ganó el cachorro


[Texto publicado en Enfoque Diario, el 01/Feb/2016]

Este viernes 29 de enero se despejó la incógnita. Por acuerdo del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), Alejandro Murat Hinojosa, hijo del ex gobernador del Estado de Oaxaca, José Murat Casab, fue designado ‘candidato de unidad’ por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) para contender por la titularidad del Poder Ejecutivo. Es decir, que será el único en registrarse para así asegurar que no habrá división.

La música zapoteca del Istmo: un proceso continuo

Músicos ciegos en Juchitán. Ilustración de Miguel Covarruvias
Gubidxa Guerrero

[Texto publicado, en dos partes, en Enfoque Diario el sábado 04 y domingo 05/Oct/2013]

Hace algunos meses publiqué un artículo sobre La Sandunga, pieza representativa de los zapotecas istmeños. Por lo anterior recibí varios comentarios (a mi correo electrónico: gubidxa7@hotmail.com) preguntando por aspectos particulares de nuestra música. Todas las preguntas podrían resumirse en una sola: ¿cuál es el origen de la música zapoteca?

Antes que todo, debo aclarar que soy etnohistoriador, no etnomusicólogo. Es a estos últimos a quienes corresponde el estudio de los géneros musicales, influencias, orígenes, etcétera. Desconozco si existe algún estudio especializado sobre la música tradicional binnizá, aunque sí contamos con algunos intentos empíricos.